Llegamos con «mon ami» Jacko Wacko al club, recordando que aquí nos sentimos como deberían sentirse nuestros abuelos cuando se daban encuentro con amigos en los clubes de fumadores o de cualquier otra afición compartida.

¿Qué es lo que debe tener un club o una asociación? Nos preguntamos.

Las respuestas dan para un próximo artículo de Jacko, pero en resumen convenimos en que deben respirarse los mejores humos con las personas que te reciben y ofrecerte la mejor calidad en las variedades que tú necesitas particularmente.

Y así es este club social. Pero la joya de nuestras amigas del club «Mon Ami» se llama Chocolope. 

Si ya la has probado aquí tienes una excelente cosecha de esta predominante sativa (90% SATIVA) y si aún no la conoces, te encantará este resumen que hemos hecho para tí, amante sativa.

Las semillas Chocolope provienen del cruce de una OG Chocolate Thai con una Cannalope Haze. 

Una planta perfecta para principiantes pues su cultivo no necesita cuidados especiales.

Como muchas sativas, es una planta grande, una buena caña latina. Si no tienes mucho espacio, la Chocolope es tan buena que soporta muy bien el método ScrOG.

De hojas grandes y no demasiado finas, de un color verde luminoso, la relación hoja/cáliz destaca a la vista sus compactos cogollos. Con una floración rápida y productiva, los cogollos de la chocolope están cubiertos en su totalidad por resina sabor chocolate. ¿Te relames? Nos recuerda a la clásica Chocolate Thai de la década de los ochenta. Super golosina.

Su efecto es energético, feliz y muy estimulante. Si buscas una sativa de gran calidad, encuentras la Chocolope.

Ficha técnica de las semillas Chocolope

  • Tiempo de floración: de 60 a 65 días.
  • Genética: Cannalope Haze x O.G. Chocolate Thai
  • Tipo: 95 % sativa-5% indica
  • Producción en interior: 500-600 gr/m2
  • Producción en exterior: 600 gr por planta
  • Contenido en THC: Alto
  • Cosecha en interior: 70-77 días
  • Cosecha en exterior: 1-15 de Octubre

DNA Genetics, el banco de semillas de Holanda creado por un grupo de cultivadores de la costa oeste de los Estados Unidos, amantes de las medicinales, crearon variedades muy potentes y de gran calidad a finales de los años 80. La presión política norteamericana y las condiciones en Amsterdam los radicó en Holanda, pero continuando la evolución de sus excepcionales genéticas de espíritu californiano que ya van ganando numerosos premios desde 2003. Más de cincuenta premios en diez años prueban la calidad de sus ya míticas variedades: Chocolope, L.A. Confidential, Cannalope Haze, Kosher Kush o Candy Kush.

La O.G. Chocolate Thai, una sativa tailandesa muy adorada por breeders del mundo por su altísima psicoactividad. La apreciada Cannalope Haze, una excelente, productiva y resinosa variedad Haze, producto del cruce de una Haze brother de origen múltiple y una sativa mejicana.

Estamos ante una campeona del sabor y el viaje psicotrópico. Estos son algunos de sus premios:

  • 1a Hydro Highlife Cup 2008
  • 2a Sativa HT Cannabis Cup 2010
  • 2a Coffeeshop HT Cannabis Cup 2007
  • 2a Hydro Highlife Cup 2007
  • 2a Spannabis al aire libre 2011
  • 3er Hydro Highlife Cup 2009
  • 3er Coffeeshop HT Cannabis Cup 2008
  • 3er 4º edición de interior de Buenos Aires – Argentina 2011
  • 3er interior Bio Spannabis 2008
  • 3er Hollyweed Cup 2006 con cepa del Hightimes Año 2007

En macetas de 11 litros responderán muy bien a la poda apical temprana para formar 3 ó 4 enormes cogollos que te pedirán mucho alimento pero te compensarán con esos grandes cogollos de característica forma redondeada u ovalada y su consistencia dura y compacta. Para ello hay que llevarlas a floración con unos 35-40 cm. También se cultivan con técnicas como el SCROG o el SOG, para resultados menos espectaculares, pero más producción.

En Mon-Ami nos cuentan que Chocolope posee dos fenotipos diferentes, pero parecidos en su vuelo.

El primer fenotipo es muy sativo, de sabor algo más ácido que dulce y más compleja en fragancias. Este fenotipo es más parecido a la Chocolate Thai y es el más buscado por su toque a chocolate amargo y su potente psicoactividad.

El segundo fenotipo es aparentemente menos sativo, con espectaculares ramas llenas de cogollos duros y compactos. Gusta más por su sabor dulce y afrutado, que la destaca sobre las Haze.

El efecto es veloz, expansivo, de larga duración, al inicio espabila y refresca la mente, para aumentar gradualmente. En unos minutos el efecto se torna muy cerebral y creativo, para luego de un rato llevarnos a una leve relajación con momentos de euforia y felicidad, sobre todo si la fumas con gente como nuestro amigo Jacko. 

Continuamos nuestro recorrido por las mejores asociaciones y clubes en busca de las mejores cepas y momentos de amistad.

Redes
Últimas entradas de Maria Juana (ver todo)