Una versión libre y cannábica de “Hombres necios que acusáis” de Sor Juana Inés de la Cruz, pionera feminista española del siglo XVII.

Juana Inés de Asbaje Ramírez de Santillana​, ​ más conocida como sor Juana Inés de la Cruz, fue una religiosa jerónima y escritora novohispana, exponente del Siglo de Oro de la literatura en español. Considerada por muchos como la décima musa, cultivó la lírica, el auto sacramental y el teatro, así como la prosa.

Hombre necio que acusas

a la María sin razón

sin saber que la prohibición

esconde varias excusas:

ocultando toda verdad

que al humano hace bien

¿por qué queréis que os den

fármacos que hacen mal?

Combatís su resistencia

y luego, con gravedad,

decís que fue por fumar

lo que causa delincuencia.

Más oculta tu mascarada,

delitos que no son módicos,

con cada planta incautada

mareando desde el periódico.

Quieres, con presunción necia,

abrazar la normalidad,

pero al oro vas detrás,

despilfarrando alopecia.

¿Qué humor puede ser más raro

que el que, falto de consejo,

él mismo empaña el espejo

y siente que no esté claro?

Contra esta planta sagrada

hacéis juicio de maldad,

quejándoos, si hay libertad,

burlándoos, si es cercenada.

Opinión, ninguna gana;

pues la que más se recata,

si no os admite, es ingrata,

y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis

que, con desigual nivel,

tomáis cápsulas de CBD,

y a su origen condenáis.

¿Pues cómo ha de estar regulada

la que nuestra salud pretende

si quien la fuma os ofende,

y quien la cultiva os enfada?

Mas, entre el enfado y pena

que vuestro gusto refiere,

idos a hacer los deberes

y dejadnos la hierba buena.

¿Cuál grave culpa ha tenido

al acabar la jornada:

quien la quiere cultivada,

y por eso es detenido?

¿O cuál es más de temer,

si el narcotráfico es plaga:

el que peca porque paga,

o el que es rico por vender?

Pues ¿para qué os espantáis

de la culpa que tenéis?

Queredlas cual las hacéis

o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,

drogas al por mayor,

que allí está la adicción

en que te quieren liar.

Bien con muchas armas fundo

que lidia vuestra arrogancia,

pues en promesa e instancia

juntáis diablo, carne y mundo.

Redes
Últimas entradas de Maria Juana (ver todo)