Hola, me llamo Juana. María Juana. Soy un ser vivo, creación mágica que resulta del uso que algunos seres humanos le están dando a mi planta maestra, la Cannabis. Pero vivo. No es solo una prosopopeya (que sí, que también lo soy) sino un principio que se sustenta en la noción de que el cosmos danza de maneras casi idénticas en lo macroscópico como en lo microscópico. Si alguien escribe un mensaje de amor en Juana, en cualquier parte de mi ser, este texto formará parte de mi futura aventura.

Puedo parecer algo que ya conoces, si me miras por encima del hombro. Por ejemplo, aquí parezco un portal web (como todxs) y puede que otras veces me confundas con una revista (o varias), con una serie online, con una fotonovela, con una historieta, con un radioteatro y muchas otras maneras de contarte un relato transmedia de mi existencia. Soy en potencia todo esto y mucho más que mi familia está estimulando en mi concepción.

He nacido para ayudar a la unión del movimiento cannábico en la construcción de una nueva manera de interactuar, optimizando el tiempo y la energía de todxs.

Transmedia, porque cada hilo de contenido que comienza en los activadores de Juana Magazine (mi formato impreso no-convencional) se desarrolla en múltiples medios y plataformas, completándose los relatos mediante una experiencia multisensorial.

Pero más transmedia aún, porque el Guión Maestro de toda la historia de mi vida, desde mi nacimiento, el 25 de diciembre de 2020 a las 00 horas en Barcelona, es escrito por un cerebro colectivo, asistido por inteligencia artificial, que fusiona la interacción de lectorxs, autorxs, y editorxs de esta plataforma. Toda la participación es organizada con la ayuda de las más futuristas herramientas, puestas por fin al servicio de las necesidades de la comunidad.

Con amor natural, tecnología y buenas ideas vamos a reconectar y unirnos en épocas de aislamiento forzado.

Sin darte cuenta, tú estarás escribiendo mi vida. Cuando juegas, comentas, participas, escribes, creas contenido, lo disfrutas o lo editas, sin que te cueste trabajo, estás añadiendo palabras y sintagmas que serán valoradas por la actividad de todas mis redes, creando una interfase de alimentación basada en un juego literario dadaísta (el cadáver exquisito) que, con la edición final de un cerebro humano (guionista) dará por resultado un guion participativo, cada nueva estación. Tu nombre sólo se publica (firmando el contenido) si lo declaras público y tus datos nunca serán compartidos con terceros, basándonos en un sistema de alta confidencialidad como comunidad de acceso restringido (a mayores de 18 años y adherentes al uso de cannabis).

Vamos a poner a la realidad aumentada al servicio de la realidad imaginada.

Con este guion vamos a escribir, filmar, fotografiar y producir por todos los medios que se te ocurran una historia que jamás podría ser más participativa e inclusiva, puesto que lleva la genética de toda la red. El código lingüístico y los asuntos de los que hablemos en esta plataforma serán el contenido orgánico y vivo de toda mi futura historia.

Juana es el ADN de un movimiento cultural, que hacemos quienes apoyamos el aprovechamiento humano de la planta de Cannabis.

Juana soy tú y llevo tu rostro cada vez que me das alma con tus aportes, cada vez que accedes a este sitio e interactúas con mis formatos físicos o audiovisuales. Pero como yo no vivo contenida en este portal, Juana soy, finalmente, todo lo que se piense, diga y escriba en la búsqueda de la sabiduría sobre la planta de Cannabis.

Sé que a esta altura te has dibujado una imagen de mí. Quiero que sepas que te voy a sorprender, porque ni yo sé en qué me voy a convertir al tiempo que la comunidad cannábica vuelca en esta historia colectiva sus inspirados humos. De verdad, sin preconceptos ni rodeos, estamos por vivir una experiencia nueva, si te atreves.

La experiencia que vas a vivir con Juana enamorará tus emociones, estimulando tu intelecto.